【完整足球指数】欧赔
Share

¿Por qué son importantes los libres mercados?

?Por qué son importantes los libres mercados?

Also available in English | Egalement disponible en français

Las personas comercializan y los gobiernos abren sus mercados porque les interesa hacerlo. El comercio y la apertura de mercado históricamente han ido de la mano con un mejor desempeño económico en los países de todos los niveles de desarrollo, creando nuevas oportunidades para los trabajadores, consumidores y empresas en todo el mundo y ayudando a sacar a millones de personas de la pobreza. Las economías relativamente abiertas crecen más rápido que las relativamente cerradas, y los salarios y las condiciones de trabajo son generalmente mejores en las empresas que exportan que en las que no lo hacen. Más prosperidad y oportunidades en todo el mundo también ayudan a promover una mayor estabilidad y seguridad para todos.

Entonces, ¿el comercio realmente beneficia a la gente común?

El comercio ha contribuido a que cientos de millones de personas salgan de la pobreza: la proporción de la población mundial que vive con menos de PPP USD 1,90 por día se redujo de un 35% en 1990 a menos del 10% en 2015. Evidencia sobre el impacto del comercio en la pobreza en países en desarrollo durante 1993-2008, muestra que un cambio positivo en el ingreso real del 20% de la población más pobre está fuertemente correlacionado con la apertura comercial durante el mismo período. Las economías en desarrollo y emergentes desempeñan hoy un papel más importante que nunca en el comercio, contribuyendo a disminuir la desigualdad entre los países (aunque no siempre dentro de los países).

El comercio ha brindado un acceso sin precedentes a bienes y servicios, con una revolución en la disponibilidad de bienes para los hogares de bajos ingresos. Por ejemplo, considere el costo de comprar un televisor: entre 1980 y 2014 el precio de un televisor aproximadamente comparable cayó un 73%, en parte como resultado de los ambiciosos esfuerzos de liberalización comercial, además los televisores inteligentes que compramos hoy son mucho mejor que los disponibles en la década de 1980. Los precios bajos son particularmente beneficiosos para los hogares pobres, que gastan relativamente más en productos altamente comercializables (por ejemplo, productos básicos como alimentos y prendas de vestir).

El comercio no solo reduce los precios, sino que también proporciona empleos a millones de personas en todo el mundo. En un país grande como los Estados Unidos, alrededor del 10% de la fuerza laboral está involucrada en la producción de bienes y servicios que se exportan y consumen en el extranjero, lo que equivale a alrededor de 14 millones de empleos en Estados Unidos. La participación aumenta hasta el 20% para Francia, casi el 30% para Alemania y el 47% para la pequeña economía abierta de Irlanda.

En todos los países, la proporción de empleos que dependen del comercio es significativamente mayor cuando se tienen en cuenta las exportaciones "indirectas" (cuando una persona o empresa vende un bien o servicio a otro actor en el mercado nacional que lo utiliza como insumo en sus exportaciones). En algunos países como China, estos pueden superar a los puestos de trabajo en las industrias exportadoras. Estos canales de exportación indirectos son especialmente importantes para las empresas pequeñas.

El comercio también desempeña un papel importante en el aumento de los ingresos y la mejora de las condiciones generales de trabajo. Los exportadores en los Estados Unidos, por ejemplo, tienen salarios promedio que son 6% más altos que los no exportadores. Y si la medida son las lesiones en el trabajo, el trabajo infantil, la informalidad o los efectos en el trabajo femenino, las economías abiertas superan significativamente a las cerradas y los derechos laborales generalmente se respetan mejor.

El comercio también ayuda a las empresas a ser más productivas e innovadoras.

La apertura comercial también beneficia a las empresas, al dar a los productores acceso a mercados más grandes, lo que les permite aumentar la escala de su producción y fomentar la competencia y la innovación en el mercado. Las empresas que exportan tienden a ser más productivas que las que no exportan.

El comercio también permite que las nuevas tecnologías se muevan más libremente en todo el mundo, beneficiando a más compañías y más personas. Las empresas pequeñas, en particular, pueden beneficiarse de la difusión de tecnología y conocimientos de gestión, así como las oportunidades de crecer y mejorar su productividad. Cuanto más comercializa un país, más tecnología e ideas se difunden; los trabajadores hacen más, y una mayor productividad puede llevar a mejores salarios.

El comercio puede llevar a cambios estructurales, que requieren asistencia de ajuste

Como poderoso impulsor del cambio estructural, el comercio ayuda a reasignar recursos en los sectores y áreas donde pueden ser más eficientes. Este es uno de los beneficios clave del comercio, pero también uno de sus costos. No todas las ganancias del comercio son inmediatas, y no todos los trabajadores se benefician. Las pérdidas pueden ser agudas y concentradas en los individuos, a menudo aquellos con la menor capacidad para adaptarse. Entonces, además de garantizar que las personas puedan aprovechar las oportunidades del comercio y la tecnología, los gobiernos también deben encontrar formas de ayudar a quienes se enfrentan a un difícil ajuste.

Ante estas preocupaciones, los gobiernos pueden sentirse presionados para implementar políticas y medidas proteccionistas, incluidos aranceles, cuotas y diversas formas de subsidios, como una forma de "salvar" empleos y empresas nacionales. Sin embargo, la protección afecta a aquellos a quienes pretende proteger: es poco probable que los empleos retenidos únicamente por la protección sean sostenibles, ni que dicha protección genere nuevos empleos. La protección de empleos o empresas específicas es una forma costosa de ayudar a relativamente pocas personas, con costos (que aumentan con el tiempo) para empleos en otros sectores y para hogares de bajos ingresos que enfrentan precios más altos. Un mejor enfoque es una combinación de políticas nacionales e internacionales para fomentar el crecimiento inclusivo y compartir los beneficios del comercio.

Mientras que los mercados abiertos pueden generar ganancias, existe la preocupación de que el sistema de comercio actual no esté funcionando como debería para entregar estas ganancias. Comprender los desafíos y oportunidades en el comercio global es fundamental para garantizar que se puedan obtener ganancias para las empresas y las familias por igual.

¿Cómo funciona el comercio?

¿De dónde vienen tus cosas? Comprenda mejor cómo funciona el comercio global en la actualidad y en qué se diferencia del pasado.

Lee más...

Desafíos y oportunidades en el comercio

El comercio y la apertura del mercado van de la mano con un mejor desempeño económico, pero existe la preocupación de que el sistema de comercio actual no esté funcionando como debería.

Lee más...

Hacer que el comercio beneficie a todo

Solo un paquete de políticas comerciales, nacionales e internacionales más moderno, completo y coherente puede ayudar a que el comercio contribuya a mejorar las vidas de más personas.

Lee más...

【完整足球指数】欧赔 安徽快三时时彩 江苏7位数中奖 江西快三最新开奖 华东六省15选5开奖信息 微信淘宝返利哪个最好 老时时开奖历史结果 新疆11选5走势图001 黑龙江时时注册 快乐十分前三组胆拖投注表 乐视网中超直播